Santa Cruz Local ofrece gratuitamente sus resúmenes de las reuniones del Ayuntamiento de Santa Cruz como servicio público. Pero el periodismo puede ser caro, y el periodismo de investigación, profundo y largo, es el más caro de todos.
Santa Cruz Local depende de la afiliación de personas como tú para garantizar que la información vital esté al alcance de todos. ¿Podemos contar con tu ayuda?

SANTA CRUZ >> El Ayuntamiento de Santa Cruz aprobó por unanimidad el martes por la noche la demolición de la iglesia Circle Church, de 61 años de antigüedad, para dar cabida a un proyecto de viviendas compartidas con entre 10 y 12 casas nuevas y la posibilidad de construir unidades adicionales para abuelos.

"Sé que es un lugar importante para el barrio en muchos sentidos", dijo la concejal Cynthia Mathews. "Pero creo que también puede ser un activo real para el barrio en el futuro".

La aprobación significaba que el grupo de desarrollo de siete personas que se hace llamar el Círculo de Amigos LLC puede seguir adelante con un proyecto que prevé al menos 10 nuevas casas con hasta 12 unidades de vivienda accesorias, también conocido como unidades de abuelita.

El Consejo Municipal de Santa Cruz aprobó el martes un plan para demoler la iglesia Circle Church, en la zona oeste de Santa Cruz. El promotor tendrá que obtener un permiso de nivelación antes de la iglesia puede ser demolido. (Stephen Baxter - archivo local de Santa Cruz)

La decisión del ayuntamiento era un poco previsible, ya que la Ley de Responsabilidad de Vivienda, aprobada por la Legislatura de California en 2018, obliga a los órganos de gobierno locales a aprobar proyectos de vivienda que cumplan con las normas locales de zonificación.

La ley es un intento de estimular la construcción de viviendas y contribuir a aliviar la crisis de asequibilidad de la vivienda en el estado.

El martes por la noche, el ayuntamiento aprobó las dos alternativas al proyecto, en una medida inusual destinada a dar opciones a los promotores.

"Me complace que seamos flexibles", declaró Mathews.

La primera alternativa, la preferida por los promotores, prevé 12 casas alrededor de un edificio común en el centro de la parcela de 1,67 acres. Los promotores han dicho que con ese plan construirían 12 unidades de abuelos. La segunda alternativa, también aprobada, fue favorecida por el personal de la ciudad. Se trata de 10 casas, cuatro unidades de abuelita, un edificio común y seis condominios independientes.   

Suscríbase al boletín gratuito de Santa Cruz Local. Estaremos en tu bandeja de entrada dos o tres veces por semana.

* indica que es necesario

"Mi objetivo es maximizar la vivienda asequible", dijo la concejal Sandy Brown. "Me complace que las condiciones que establecemos aquí nos lo permitan".

No todo el mundo se mostró satisfecho con el proyecto, ya que varios residentes del Westside se han opuesto al mismo, alegando que la demolición de la iglesia representa la destrucción de un icono comunitario y centro espiritual del barrio.

Jessica Reeves, que habló durante la reunión en nombre de un grupo llamado Salvar el Corazón de los Círculos, suplicó al ayuntamiento que retrasara la aprobación, afirmando que varios vecinos querían preservar la propiedad en su estado actual.

"Nuestro objetivo es comprar la propiedad y preservarla como espacio comunitario", dijo Reeves.

Otros vecinos hablaron de la antigua importancia de la iglesia en el barrio y dijeron que la inusual configuración del barrio de los Círculos pretendía orientarse hacia un espacio público en el centro, no hacia una residencia privada.

"No queremos perder un importante activo comunitario que ha proporcionado importantes beneficios a la comunidad", ha declarado Sue Powell, que también vive en el barrio de Circles.

Sin embargo, muchos residentes del Westside expresaron su aprobación del proyecto propuesto, afirmando que darían la bienvenida a sus nuevos vecinos.

Patricia Combs dijo que los que se oponen al proyecto necesitan llegar a un acuerdo con el hecho de que el Círculo de Amigos compró la parcela en 2017 y tienen derecho a desarrollar su propia propiedad.

"Tienen que tener en cuenta que se trata de una propiedad privada", dijo Combs. "No va a haber un parque".

El alcalde Justin Cummings reconoció que la ley dictaba cómo podía proceder el ayuntamiento.

"Me gustaría que siguiera siendo un espacio comunitario, pero la realidad es que se trata de una propiedad privada vendida por un particular a un grupo de personas dispuestas a que el proyecto siga adelante", declaró Cummings.

El ayuntamiento introdujo un cambio importante en la segunda alternativa, permitiendo a los promotores construir seis pequeñas unidades de condominio en la propiedad, en lugar del plan original que preveía las seis unidades en un complejo mayor.

Muchos de los que se oponían al proyecto dijeron a los concejales que, si la aprobación era inevitable, preferirían no ver un gran complejo de condominios en el centro de la propiedad.

"Es preferible 12 unidades y ningún condominio porque se ajusta mejor al carácter del barrio en la actualidad", dijo Eric García, un residente que vive cerca del proyecto propuesto.

Aunque los solicitantes gozaban de discreción en cuanto a la opción que finalmente eligieran, el Círculo de Amigos debe presentar los planos finales de diseño al ayuntamiento para su aprobación.

El consejo también estipuló que los promotores inmobiliarios no pueden derribar la iglesia actual hasta que tengan un permiso de nivelación.

"Al vincularlo a un permiso de nivelación, se indica que los solicitantes están lo suficientemente avanzados como para invertir en nivelación e infraestructuras", dijo Eric Marlatt, subdirector del departamento de planificación.

Los miembros de Salvar el Corazón de los Círculos pidieron que la licencia de demolición se vinculara a la de obras para evitar que los solicitantes derribaran una iglesia muy querida antes de poder conseguir la financiación necesaria.

"No queremos un enorme solar vacío durante un año o más", dijo Reeves. "La iglesia está siendo utilizada actualmente por empresas y una vez que pase la pandemia volverá a haber niños en los gimnasios".

Pero Marlatt dijo que las particularidades de la propiedad, incluyendo su lote circular y la propuesta de construir al menos 10 casas diferentes y otras unidades independientes significa que la iglesia tendrá que bajar a realizar trabajos de nivelación e instalación de servicios públicos.

Así, la ciudad vinculará la demolición a un permiso de nivelación.

Los promotores admitieron que la pandemia de coronavirus ha hecho que su camino hacia el futuro inmediato esté plagado de incertidumbres.

"Este proyecto sería difícil sin el coronavirus", afirma Brett Packer, miembro del Círculo de Amigos. "Con él, es extremadamente difícil".

Los promotores también están obligados a construir el edificio comunitario en un plazo de ocho años a partir de la licencia de obras inicial, según las condiciones añadidas por el consejo durante la reunión.

Déficit en el horizonte

En la sesión vespertina del consejo, el administrador municipal Martin Bernal advirtió a los miembros del consejo que se preveía que la ciudad se enfrentaría a un déficit de aproximadamente 20 millones de dólares en los próximos tres años.

En el próximo ejercicio fiscal, que comienza en julio, se prevé que la ciudad incurra en 10,4 millones de dólares de pérdidas.

"El alcance de la gravedad seguirá sin estar claro durante algún tiempo", dijo Bernal. "Dependerá de cuánto tiempo sea necesario el distanciamiento social".

Las previsiones apuntan a un déficit de 6 millones de dólares en el ejercicio siguiente y a tres años antes de que el presupuesto municipal vuelva a arrojar superávit.

No a la subida del impuesto hotelero

El ayuntamiento también acordó abandonar su plan de aumentar el impuesto de ocupación transitoria de la ciudad.

La ciudad había planeado dejar que los votantes decidieran en noviembre si aumentar el impuesto sobre hoteles, moteles, alquileres de Airbnb y otros alojamientos nocturnos. Pero la pandemia de COVID-19 frenó la iniciativa.

"Lo hacemos no sin apenarnos un poco por todo el trabajo realizado, pero no es probable que ocurra este año", dijo la concejal Sandy Brown. "Es una muestra más de lo profunda que es esta crisis".

Periodista colaborador | + puestos

Matthew Renda es un escritor independiente que ha recibido varios premios por sus reportajes. Su trabajo ha aparecido en el Santa Cruz Sentinel, el Mercury News, CNET, CBS News, The Atlantic y Outside Magazine. Vive en Watsonville con su mujer, Jessica, y sus dos hijos.