Santa Cruz Local ofrece sus resúmenes de las reuniones del Ayuntamiento de Watsonville de forma gratuita como un servicio público. Pero nuestro periodismo requiere tiempo y dinero para producirse.
Santa Cruz Local depende de las afiliaciones de personas como usted para garantizar que la información vital pueda estar disponible para todos. ¿Podemos contar con tu ayuda?

Nota del editor: Este artículo y su titular se han actualizado para reflejar la segunda votación del ayuntamiento sobre la prohibición de desalojo, realizada sobre las 23.15 horas del martes.

WATSONVILLE >> La protección contra el desahucio para los inquilinos en Watsonville se extenderá hasta el 15 de enero, el Ayuntamiento de Watsonville decidió el martes.

Una prohibición de los desalojos protegerá a los inquilinos que han perdido dinero debido a COVID-19. El consejo votó 5-1 a favor de la prohibición, con la alcaldesa Rebecca García y los concejales Aurelio González, Felipe Hernández, Lowell Hurst y Ari Parker a favor. Alcalde Pro Tempore Trina Coffman-Gómez votó en contra.

La votación de urgencia, celebrada al final de la reunión, sobre las 23.15 horas, después de que muchos asistentes se marcharan, revocó la decisión adoptada por el Consejo el martes. El consejo había decidido dejar que las protecciones contra el desalojo terminaran cuando expirara la normativa estatal el 1 de septiembre.

La nueva prohibición municipal de los desahucios relacionados con el COVID incluye las siguientes normas:

  • Los inquilinos tienen hasta 7 días después del vencimiento del alquiler para notificar a su casero que no podrán pagar el alquiler porque se han visto afectados por el COVID. Eventualmente se exigirá documentación, como un talón de pago o una carta del empleador.  
  • La prohibición finalizará el 15 de enero.
  • Los propietarios que entreguen notificaciones de desahucio a inquilinos a los que no afecte el COVID-19 están obligados a proporcionar a los inquilinos una lista de recursos de vivienda/legales y datos sobre la moratoria de desahucios.

La prohibición de desalojo no establece un plan de amortización para los inquilinos. Los propietarios pueden establecer su propio plan de reembolso, que puede ir en contra del inquilino, dijo el Gerente de Vivienda de Watsonville, Carlos Landaverry. 

"Muchos propietarios ya trabajan con sus inquilinos. Ya tienen acuerdos informales", dijo Landaverry. "Esperamos que con esta ordenanza esos propietarios e inquilinos sigan llegando a esos acuerdos".

Si no llegan a un acuerdo, los propietarios pueden exigir el pago antes de una fecha determinada. Cuando termina la moratoria, el inquilino puede ser desahuciado, dijo Landaverry.

Parte de la moción aprobada era una propuesta para que el personal municipal desarrollara un programa de ayuda al alquiler. El programa utilizaría fondos federales de la Ley CARES para ayudar a los inquilinos a pagar el alquiler. El programa pagaría directamente a los propietarios de los inquilinos que no pueden pagar el alquiler debido a las pérdidas de COVID-19. Un programa similar anterior financiado por la ciudad, administrado por la Junta de Acción Comunitaria sin ánimo de lucro de Watsonville, fue muy popular y agotó sus fondos rápidamente.

En la decisión anterior, el esfuerzo para reanudar una prohibición de la ciudad sobre los desalojos fracasó a pesar de una votación de 4-1 porque la norma de emergencia requiere cinco votos para aprobar. García, Gonazález, Hernández y Hurst estuvieron a favor. Parker estuvo en contra. Parker quería una fecha final para la prohibición, en lugar de una puesta de sol programada con el final de la emergencia COVID-19. Concejal Francisco Estrada estuvo ausente, debido al reciente nacimiento de su hija. La reunión se celebró únicamente por Internet debido a las restricciones por pandemia. Coffman-Gómez tuvo problemas con Internet y estuvo ausente durante varios minutos cruciales de la reunión, incluida la votación anterior. 

Suscríbase al boletín gratuito de Santa Cruz Local. Estaremos en tu bandeja de entrada dos o tres veces por semana.

* indica que es necesario
Actualización de COVID

El gerente de la ciudad, Matt Huffaker, dijo que el virus sigue perjudicando desproporcionadamente a los residentes del sur del condado y a los latinos. El lunes, el condado de Santa Cruz tuvo 1.698 casos confirmados de COVID, 1.252 de los cuales estaban activos. Los residentes de Watsonville representaron 896 de los casos, o el 52%, aunque constituyen el 20% de la población del condado. 

Los latinos representan el 59% de los casos conocidos. Alrededor del 33% del condado es latino. El concejal Aurelio González dijo el martes que él y su esposa estaban entre los que se recuperan de COVID.

Rosa Noriega, residente en Watsonville, dijo en un comentario público que a los dirigentes municipales les gusta alardear de que la ciudad proporciona equipos de protección a los trabajadores agrícolas. Sin embargo, su madre, trabajadora agrícola, no recibió una mascarilla N-95 hasta el lunes, tras varios días de mala calidad del aire debido a los incendios forestales.

"Esto es una bofetada en la cara", dijo Noriega. "Mi madre ha estado ahí fuera, trabajando en el campo, recogiendo sus bayas, ¿para qué? Se está exponiendo. Está en primera línea y apenas tiene máscara. Sé que es responsabilidad del cultivador proporcionar las mascarillas. Lo sé. Lo entiendo.

"Si tuviéramos un fondo de ayuda mutua, si lo convirtiéramos en una prioridad como ciudad, en el que redistribuyéramos estos recursos a los trabajadores del campo, a la gente que hace girar esta ciudad, ¿no cree que ella habría tenido acceso a una mascarilla, a materiales adecuados, hace mucho tiempo?". dijo Noriega.

Al menos 152 casos de COVID en el condado de Santa Cruz se han dado entre trabajadores agrícolas, según los datos del condado.

El consejo ha votado por unanimidad la creación de multas por incumplimiento de las órdenes sanitarias estatales y locales. La primera infracción conlleva una multa de 100 $, la segunda de 200 $. La tercera violación dentro de un año es de $ 500.

Las multas reducen la pena de un delito menor, que conlleva una multa de 1.000 dólares, a una citación, que es más probable que emitan los agentes de la ley, dijo el abogado de la ciudad.

[email protected] | Página web | + puestos

Kara Meyberg Guzman es consejera delegada y cofundadora de Santa Cruz Local. Antes de Santa Cruz Local, fue redactora jefe del Santa Cruz Sentinel. Es licenciada en biología por la Universidad de Stanford y vive en Santa Cruz.